Arquetipo: Perséfone, doncella y reina del mundo subterráneo

Descripción de la Actividad

Cultiva una poderosa receptividad hacia si misma en lugar de ser impaciente y autocrítica como lo sería el arquetipo de Atenea La mujer Perséfone existe en dos niveles distintos: en la superficie parece carecer de voluntad propia, como un barco a la deriva que el viento arrastra de acá para allá; en un nivel más profundo es dueña absoluta de su propio destino, pues es capaz de detectar los movimientos internos de la psique que le indican a donde ir y qué hacer con su vida al margen de la situación exterior. La inocencia y la voluntad de seguir los mas profundos movimientos inconscientes son los cimientos de su vida. El sometimiento a la figura femenina de la madre por un lado y a las figuras masculinas por otro, en su búsqueda constante de aprobación, la mantiene en una actitud de sumisión y necesidad de agradar que pueden llegar a inhibir su expresión natural y sustituirla por una máscara de adaptabilidad y cierto grado de inmadurez, sobre todo emocional. La vulnerabilidad es una de las características de esta mujer, que es muy permeable al sentir de los otros y a lo que opinan de su vida. Se muestra insegura a la hora de tomar decisiones. Tiene una gran dificultad para comprometerse con cualquier aspecto de la vida, lo que la lleva, en ocasiones , a mostrarse indolente en cuanto a las responsabilidades y los compromisos que adquiere. Al sentirse dependiente y sometida, trata de evitar la confrontación y el enfado de los demás, utilizando la adulación y el engaño para conseguir sus favores, pero a la vez sigue viviendo en la dependencia, situación a la que es posible que se acomode, puesto que también obtiene el beneficio de no asumir responsabilidades frente a la vida. La depresión que vive una mujer Perséfone cuando contacta con sus heridas, con las partes de sí que piden ser escuchadas , atendidas y sanadas, simboliza un descenso al mundo subterráneo; mundo que ella ha de visitar cada vez que la vida y el tránsito por el arquetipo le piden que dé un paso adelante en su proceso de maduración y evolución personal. Algunas de las propuestas de aprendizaje de este arquetipo son: Tomar conciencia de como el sometimiento, la adaptabilidad y la necesidad de agradar, limitan su expresión vital y su desarrollo. Afrontar su miedo a la soledad y tomar consciencia de que ésta puede convertirse en su aliada. Entrar en contacto con otros arquetipos. Una vez culminada la transformación, desarrollar la faceta de guía, orientadora, terapeuta, ya que su paso por el inframundo la convierte en conocedora de lo simbólico y lo profundo en donde habita el ser humano a menudo inconscientemente. Las cualidades del arquetipo de Perséfone, en su condición de reina del mundo subterráneo, emergen tras la transformación que vive la doncella como consecuencia del descenso a lo profundo. Puede entenderse que esta metamorfosis de niña a Perséfone-mujer es una expresión simbólica de un proceso, tanto en el plano emocional como en el trascendente. Perséfone, la guía, es el arquetipo que produce el sentido de familiaridad que siente la persona cuando encuentra el lenguaje simbólico, los rituales, las visiones o la experiencia mística. Bienvenidas a sumergirnos en este viaje…qué hay de Perséfone en cada una de nosotras? En la experiencia de vivenciar el trabajo desde el cuerpo se nos presenta muy claro cual es el aprendizaje que nos trae cada arquetipo,y como activarlos. Ayuda a equilibrar nuestro mundo, y aceptar aspectos rechazados que forman parte de nuestra sombra. No hace falta tener experiencia previa. Asistir con ropa cómoda.

Detalles

15 julio, 2018
15 a 20 hs
$950,00
Jorge Luis Borges 2020

Lugar