Arquetipo de la Madre, Deméter, madre nutricia

Descripción de la Actividad

Arquetipo de la Madre, Demeter madre nutricia Representa el poder creador y destructor de todo lo que existe. El arquetipo de la madre motiva a las mujeres a nutrir a los demás y a encontrar satisfacción como proveedoras y cuidadoras. Así, el aspecto nutridor de arquetipo de Demeter puede expresarse a través de profesiones de ayuda, docentes, consejeras o cualquier empleo en el que ayudar a los demás es parte de la función, y en cualquier relación en la que puede ser una persona nutridora. El arquetipo no está restringido a ser madre biológica o a experimentar exclusivamente a sus propios hijos. Muchasmujeres que han sido líderes espirituales famosas han tenido cualidades de Demeter y han sido consideradas por sus seguidores como figuras maternales. Los atributos de la diosa representan el instinto maternal, generosidad, paciencia, dedicación, protección, nutrición a los demás en todos los aspectos, se puede manifestar en trabajos de servicio.El arquetipo Demeter origina cierta tendencia a la depresión en caso de que se frustre su naturaleza maternal. En estado de desanimo o depresión, donde se activa su lado oscuro y destructivo, reacciona reteniendo lo que los demás necesitan y ella les proporcionaba, provocando de alguna manera la “destrucción” de lo creado por falta de nutrición. En la relación con los hombres la mujer Demeter, atrae a aquellos que sienten afinidad hacia mujeres maternales: el hijo amante, el que busca a su madre y el hombre de familia. El desequilibrio puede venir por la tendencia de este arquetipo por establecer relaciones con un hombre-niño inmaduro, incapaz de nutrirse a sí mismo, asi que difícilmente va a poder ser contenida y sostenida por ellos en la maternidad. Las limitaciones del arquetipo Deméter producen desarmonía tanto en ella como en quienes la rodean. Tiene una gran dificultad en negarse a las peticiones de ayuda y de atención de los demás y dificultad para poner límites. No puede decir que “no” a los demás ni al impulso del arquetipo. Establece dependencias con los hijos, las parejas u otras personas para mantener su papel de madre. El apego se convierte entonces en el elemento de conexión con aquellas personas sobre las que proyecta su maternidad, siendo un tipo de energía que no favorece las relaciones nutritivas. El rencor y el resentimiento hacia los que ama y no cumplen sus expectativas de sentirse amada están muy presentes ensu vida, aunque en la mayoría de los casos ella no es consciente de este sentir, no quiere reconocerlo ni aceptarlo. Reconocer sus sentimientos hostiles hacia los que ama la hacen sentir tremendamente culpable. Tiene dificultad para delegar en los demás. No confía en que las cosas vayan a salir bien si deja a los demás a cargo, asi que prefiere hacer ella el trabajo. Naturalemente, se queda sin tiempo para ella lo que aumenta su enfado y malestar. El gran desafío para la mujer Deméter es aprender a decir “no” tanto a las personas como al propio arquetipo. Esta cuestión es muy importante en el proceso de “desidentificación”. Atender los síntomas de cansancio, irritación o frustración. Expresar sus necesidades, expectativas o conflictos cuando los siente y no callarlos esperando a que las demás personas se den cuenta de la situación. Atenderse a sí misma con la misma diligencia y devoción con que atiende a los demás. Aprender a recibir.La mujer Deméter evoluciona cuando comprende y siente que soltar, abrir las puertas y fomentar la libertad es el mayor acto de amor, de servicio y nutrición que puede ofrecerse a otro ser.

Detalles

Domingo 10 de Junio
15 a 20 hs
$950,00
Jorge Luis Borges 2020

Lugar